"Somos una plataforma de desarrollo para nuestros alumnos, nuestra comunidad y nuestra nación. Somos ciudadanos apasionados y comprometidos con la educación y vemos en esta el potencial de generar el desarrollo de nuestro país."

Visión

Construir una comunidad fuerte a través de la formación de personas de bien que tengan la libertad y responsabilidad para decidir y actuar a favor de su desarrollo y el de la comunidad.

Crear en nuestra comunidad los conocimientos y las capacidades humanas que permitirán el desarrollo positivo de nuestra economía y nuestra sociedad en todo su potencial, así como preservar y restaurar el ambiente en el que compartimos nuestro trabajo y nuestras vidas.


...

Inicios

Decir que la Universidad Carolina se empezó un 13 de enero de 2014, sería mero formalismo. Seis generaciones de educadores corren por las venas de lo que hoy es la Universidad Carolina; décadas de espíritu y de transformación social, son las bases de esta institución. La fundación de la Universidad, no fue una casualidad, sino una causalidad, una serie de acontecimientos que nos remiten al año 1950 cuando Rosemary Carolyn Olson y Edwin Robert Fishburn, deciden que Saltillo, Coahuila sería una parada en su luna de miel.

La fundación de la Universidad, no fue una casualidad, sino una causalidad, una serie de acontecimientos que nos remiten al año 1950 cuando Rosemary Carolyn Olson y Edwin Robert Fishburn, deciden que Saltillo, Coahuila sería una parada en su luna de miel. En 1960, deciden volver para establecerse permanentemente. En aquella época, Saltillo conocida como la “Atenas del México” y bastión de la educación, tenía instituciones de prestigio a nivel nacional, tales como la Universidad Antonio Narro, la Normal del Estado y el Ateneo Fuente. Había una alta movilidad provocada por una juventud ávida de conocimiento pese a los problemas económicos que mellaban en ese entonces.

Su amor a Saltillo no fue puntual, creyeron en la ciudad, no solo para contribuir, sino para tener una familia, criarla y educarla aquí. Los Fishburn decidieron abrir las puertas de su casa ubicada en el centro, compartiéndolo con estudiantes que necesitaban un sitio para vivir, creando así el Centro Estudiantil Restaumex (CER). Para 1964, la demanda de espacio era tan grande que se decidió buscar un lugar apropiado. Para ello se eligió la quinta en donde vivió el Gobernador General Raúl Madero, y donde fue el DIF estatal, durante su sexenio. El CER ayudó, durante 32 años, a que cientos de jóvenes de todo Latinoamérica recibieran una educación profesional.

A la par de hospedar estudiantes, Robert (“Bob”) fundó la carrera de Seguridad Industrial en el Instituto Tecnológico de Saltillo, fundó el Grupo 2 de los Scouts, y fue el enlace entre el Consulado estadounidense y Coahuila. Por su parte, Rosemary fundó la Little American School, fue profesora de inglés y de música en la Escuela Anexa a la Normal, y los dos fueron maestros fundadores del IMARC. Rosemary trabajó como investigadora en la SEP estatal, creando así el programa de música para escuelas primarias, HAGAMOS MÚSICA. También fue profesora de la Escuela Superior de Música de Coahuila y cantó en varios coros y obras musicales en Saltillo. Fue la directora del coro del Ballet Folclórico de Coahuila durante décadas, yendo de gira con ellos a países de Europa.


Mensaje Del Rector

Sin duda, el progreso de nuestra comunidad y, por supuesto, de nuestro país, depende significativamente de la calidad de la educación y de las oportunidades que reciben nuestros jóvenes, quienes representan uno de los segmentos más relevantes de nuestro talento nacional. Lamentablemente, tanto el acceso a dicha educación de calidad como la posibilidad de contar con oportunidades de valor para el desarrollo de nuestros jóvenes han sido muy limitados en nuestro país, razones por las cuales se ha visto afectada negativamente la posibilidad de detonar al máximo el potencial que tenemos como una de las principales economías del mundo. Con la finalidad de contribuir a la solución de dichos retos, Emanuel Garza Fishburn, su hermano Esteban Garza y un grupo de empresarios y ciudadanos saltillenses del cual forman parte, pusieron en marcha la Universidad Carolina en el año 2014, como una plataforma formativa para que los jóvenes de nuestra región puedan convertirse en los arquitectos de su propio destino y en los líderes que impulsen la transformación de nuestra comunidad.

“Ante todo, nos comenta Emanuel, la Universidad Carolina busca brindarle a nuestros estudiantes una formación que les permita construir su propia libertad al fortalecer sus capacidades, por un lado, y por otro al construir oportunidades que les den la posibilidad de decidir en plena conciencia qué es lo que quieren hacer con sus vidas y como pueden aportar el mayor valor posible a nuestra sociedad”.

De la misma manera, Emanuel nos explica que la Universidad Carolina nace de una profunda vocación de transformación social: “es una Universidad que tiene como espíritu el desarrollo y empoderamiento de nuestras comunidades, está cada vez más claro que México necesita apostarle a la educación ciudadana, al desarrollo de habilidades de pensamiento crítico, resolución de problemas, creatividad, e innovación, así como a aquellas que nos permiten llevar relaciones constructivas con las demás personas, tanto en la vida como en el trabajo”.

“Para dicha transformación, la Universidad Carolina ha definido la formación de personas de bien, la transformación de la comunidad y finalmente la generación de conocimiento como sus principales dimensiones de impacto como institución educativa”,
Maestro Emanuel Garza Fishburn.